En un espectáculo caracterizado por música fuerte para bailar, una coreografía estudiada y espectaculares decorados, Madonna sorprendió a muchos con el que fuera el momento estelar de la velada: apareció sola con su guitarra y unos pocos músicos, para tocar un simple ritmo acústico.
fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here