Pamela Anderson sí que es ocurrente, pues en la fiesta de cumpleaños de Hugh Hefnder, quiso impactar tanto al dueño del imperio de Playboy, que llegó quitándose la ropa, bueno, más bien cubriéndose sólo con un pastel.

Esto en la ceremonia de la celebración del magnate, quien aprobó con la mirada su creatividad.

Acompañado de sus tres novias, Hefner quedó extasiado con tal sorpresa de parte de una de sus más deseadas conejitas, en su cumpleaños número 82.

La fiesta ocurrió en abril, sin embargo, el periódico The Sun acaba de dar a conocer las imágenes que muestran a Anderson tal y como Dios la trajo al mundo.
fuente

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here