El príncipe Harry se ha apresurado a volver a Londres desde Canadá para estar con su novia, Chelsy Davy, en el hospital, después de que ésta haya sido sometida a una operación de las muelas del juicio, según publica la web de la revista ¡Hola!

Harry se encontraba de viaje en Canadá con el ejército de su país, con el que estaba realizando unas maniobras de entrenamiento. Tras enterarse de los dolores que estaba padeciendo su pareja, decidió abandonar en cuanto pudo para esta con ella.

Chelsy, que sigue una dieta de sopa durante su convalecencia, ha confesado a sus íntimos que está deseando volver a ver al príncipe Harry y que su amor es “más fuerte que nunca”.
fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here