El intérprete de Superstition atraviesa momentos difíciles después de que las llamas hayan dejado destrozada la casa que posee en Los Ángeles. El músico está “completamente devastado”. La residencia se ubica en el área de Porter Ranch y quedó destruida por los violentos incendios que tuvieron lugar en la zona a principios de esta semana. Una fuente cercana al músico declaró al periódico New York Post: “Todo ha quedado destruido, todos los recuerdos de Stevie, fotografías, instrumentos musicales, ropa, muebles, todo. Era su residencia principal. Stevie ha tenido que posponer su gira y cancelar algunas apariciones mientras se encarga de esto”.
fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here