El último capítulo de “El Father”

Héctor “El Father” se retiró ayer de una vida en la que sólo se dedicó a “infectar” al mundo.

“Infectaba al mundo incitando a la violencia y al sexo”, destacó el artista durante su concierto de despedida “El Juicio Final”.

El cantante, cuyo nombre real, es Héctor Delgado, hizo durante dos horas de concierto, un contraste entre lo que había sido su vida antes y lo que es ahora después de su conversión al cristianismo.

Según dijo, antes, aunque tenía muchas posesiones, no era feliz.

Héctor comenzó su presentación cantando el tema “Mi testimonio” y continuó con “Se nos cae la casa”, en el que estuvo acompañado por un grupo de niños vestidos de blanco que le hacían el coro de la canción.

La tercera canción que interpretó Delgado fue “Payaso”, en la que aprovechó para hablar sobre “Su antigua vida” en la que vivía como un personaje que reía por fuera y lloraba por dentro. “Le doy gracias a Dios porque me quitó la máscara y ya no soy un payaso”, manifestó.

Durante el espectáculo se proyectaron en tres pantallas imágenes de múltiples asesinatos ocurridos en el país. En uno de esos vídeos se proyectó al notorio Alex Trujillo, quien dirigió un mensaje al público en el que expresaba que se había convertido al cristianismo e invitaba al público a ser “parte del amor del Señor”.

“Yo busqué al señor y he encontrado solución en él”, afirmó Trujillo en el vídeo.

Héctor compartió en la tarima con Vico C, Divino, Cosculluela, Nymsy López y el pastor Harry Maldonado con quien cerró el espectáculo con la balada “Si me tocaras”.

El espectáculo comenzó al filo de las diez de la noche con el dúo de música cristiana Ángel y Caleb. Posteriormente salió a escena Vico C cantando “La recta final”.

Héctor y Vico C cantaron junto tres canciones compuestas por el primero. Entre estas los éxitos “Quieren”, “Explosión” y “Mendigo”. Esta última la escribió a petición de Héctor.

El repertorio del evento estuvo compuesto por 14 canciones, entre ellas “Una Lágrima”, “Lora”, “Entre el Bien y el Mal” y “Dios lo Va a Hacer”.

El público presente, que llenó la mitad del Coliseo de Puerto Rico, José Miguel Agrelot, apoyó al artista durante toda la jornada con múltiples aplausos y gritos. También se pusieron de pie y levantaron las manos cuando este les requirió una alabanza a Dios.

Héctor reconoció que no vendió la totalidad de las entradas del espectáculo.

“Cuando hablaba de sexo, rompía récords de venta, pero hoy que vengo a hablarles del dador de la vida no rompo récords de venta”, manifestó.

Señaló que este hecho no lo pone triste, porque “ya no vivo del orgullo”.

El concierto terminó con un llamado de Héctor a los que quisieran aceptar al “Señor como su salvador” y una oración del cantante que varias veces durante el concierto lloró al dar su testimonio.
fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Lost Password