Madonna y Guy Ritchie han llegado a un acuerdo de divorcio después de fijar un arreglo financiero mediante el cual la cantante mantiene la totalidad de su fortuna (unos 350 millones de euros).

A pesar de todo, Ritchie, según las leyes inglesas, podría haber exigido ser beneficiado con hasta un 50% de las ganancias que Madonna haya percibido durante los ocho años que duró su matrimonio.

Sin embargo, el director se ha conformado con su propio dinero (poco menos de un 10% del de la cantante) y ha centrado el acuerdo en la custodia de los dos hijos que comparten: David Banda, de tres años, y Rocco, de ocho.

Finalmente, los niños compartirán su tiempo entre Estados Unidos e Inglaterra, ya que Madonna ha aceptado el régimen de custodia compartida.

Lourdes, la hija de Madonna con el bailarín cubano Carlos León, permanecerá en la casa de la cantante en Nueva York, según informa en su página web el periódico The Times.

fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here