Presidente Obama se toma una cerveza para cerrar la polemica sobre racismo

31beer_480El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, compartió el jueves una ronda de cervezas en los jardines de la Casa Blanca con el profesor afroamericano y el policía blanco que encendieron una de las más ásperas polémicas nacionales de los últimos años sobre el racismo.

El encuentro, bautizado por la prensa como “la Cumbre de la Cerveza”, sirvió a Obama para bajar la temperatura de la polémica, de la cual también tomó parte al calificar de “estúpida” la actuación de la policía que detuvo al profesor afroamericano en su casa de Cambridge, en el estado de Massachussets, según reportó la agencia italiana Ansa.

En la reunión con Louis Gates, un renombrado profesor de Harvard, y el sargento James Crowley, quien arrestó al académico en su propia casa, la seguridad presidencial mantuvo a la prensa a varios metros de distancia de la mesa donde se sirvieron las cervezas, sin oportunidad de hacer preguntas.

Luego, la Casa Blanca emitió un comunicado en el que Obama agradeció a Gates y Crowley por acercarse a compartir una “conversación amistosa y profunda“.

“Incluso antes de que nos sentáramos a tomar las cervezas, supe que ambos caballeros ya habían pasado algún tiempo escuchándose el uno al otro”, celebró el presidente. “Siempre pensé que lo que nos une -añadió- es más fuerte de lo que nos separa”.

Finalmente, Obama se declaró confiado en que los estadounidenses podrán sacar una lección positiva de este episodio.

Poco antes de la llegada de Gates y Crowley a la Casa Blanca, Obama dijo, durante una rueda de prensa junto a su colega de Filipinas, Gloria Arroyo, que se sentía “fascinado por la fascinación” que despertó entre la prensa la reunión de hoy.

“No será una cumbre ni un seminario universitario”, advirtió Obama.

Finalmente, las cervezas se sirvieron en una mesa al aire libre en el Rose Garden de la Casa Blanca. En la reunión participaron Gates y Crowley, ambos de saco y corbata, y Obama y su vice, Joe Biden, en mangas de camisa.

El 16 de julio último, el sargento Crowley arrestó a Gates después de que el profesor forzara la puerta de su propia casa. Una vecina había alertado a la policía sobre un posible ladrón intentado ingresar en la vivienda de Gates.

Cuando la patrulla llegó al lugar para constatar la denuncia de la vecina, el profesor mostró sus documentos y se trenzó en una airada discusión con los policías.

Gates montó en cólera cuando el policía lo interrogó en su propia casa y al final fue esposado y acusado de conducta desordenada.

En medio de la polémica sobre un posible caso de racismo, la policía retiró los cargos pocos días después, pero la polémica continuó alrededor de la presunta tendencia policial de detener a negros y latinoamericanos de manera desproporcionada.

Luego, la semana pasada, el presidente echó más leña al fuego cuando -durante una conferencia de prensa en horario central televisivo- opinó que la policía de Cambridge, en el estado de Massachusetts, había actuado de manera “estúpida”.

Para calmar los ánimos recalentados por su comentario, Obama llamó por teléfono a Gates y a Crowley y los invitó a compartir la cerveza ayer en la Casa Blanca.

Obama ya se había disculpado por sus palabras y luego tuvo la idea de convocar a la “cumbre de la cerveza”.

“Debo decir que estoy fascinado por la fascinación sobre esta noche”, dijo Obama en la conversación con la prensa junto a Arroyo. “He notado que fue llamada ‘la cumbre de la cerveza'”, bromeó el mandatario.

“Es inteligente, pero no es una cumbre -aclaró a los reporteros-, se trata de tres tipos compartiendo un trago al final del día”, aseguró.

TE RECOMENDAMOS ESTOS OTROS CHISMES

%RELATEDPOSTS%

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Lost Password