RAMON 450Luego de ser detenido en Tepoztlán, Morelos, mientras tocaba en una presunta fiesta del Cártel de los Beltrán Leyva, la Procuraduría General de la República ordenó retener legalmente al músico norteño Ramón Ayala y su grupo, Los Bravos del Norte, así como de los integrantes de la banda Los Cadetes de Linares y el grupo Torrente.

Según reporta Milenio Diario, la PGR encontró indicios que vinculan a los músicos a algún hecho delictivo. En las próximas horas se definiría su situación, pues no se especifica cuales son los cargos.

Los músicos fueron detenidos luego del enfrentamiento armado que sostuvo personal de la Secretaría de Marina con presuntos sicarios del cártel de los hermanos Beltrán Leyva, que celebraban una posada en Tepoztlán, Morelos, el 11 de diciembre.

Se presume que en la fiesta estaban jefes de la organización, entre ellos Édgar Valdez Villarreal, La Barbie, quien logró escapar durante el operativo.

Al mismo tiempo, un juez federal concedió el arraigo por 40 días de los 11 presuntos gatilleros que atacaron al personal de Marina.

A las instalaciones de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) arribaron los abogados de Los Cadetes de Linares, Roberto Gómez y Karla P. Zaballa Arenas, además de familiares de los músicos que trabajan con Ramón Ayala.

Los litigantes mencionaron que interpondrán una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos por los malos tratos que recibieron sus clientes por parte del personal de la Marina, ya que éstos hacían su trabajo y hay documentos que así lo demuestran.

En la residencia donde fueron detenidos músicos y sicarios se incautaron 280,700 dólares, 16 armas largas y cuatro cortas, así como mil 700 municiones de diferentes calibres y 74 cargadores.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here