Dorismar cuidadora oficial de los huevos de Los Tigres del Norte

dorisNo es que de la noche a la mañana Dorismar se haya convertido en la “gallina de los huevos de oro”, pero sí en la celosa vigilante del tesoro más preciado del grupo norteño más famoso de México. Muy pronto, Dorita se convertirá en la cuidadora oficial de los huevos de Los Tigres del Norte.

Pero éstos no son unos huevos cualquiera, son los miles de huevos de tortuga que en su momento el grupo Maná ayudó a salvar. Ahora Los Tigres del Norte están dispuestos a tomar la estafeta de defensa por la supervivencia de las tortugas marinas y como imagen, tendrán a la bella argentina como modelo.

Con el eslogan “Mi hombre no necesita comer huevos de tortuga“, Dorismar será la imagen para concientizar a la población de que eliminen de su dieta cotidiana el consumo de huevos de tortuga, altamente cotizados en el mercado negro por la creencia de sus poderes afrodisíacos.

A partir del 2005, una serie de anuncios en radio, tv y con espectaculares que se apostarán desde México hasta Los Angeles, California, Dorismar saldrá al rescate de los huevos de tortuga.

A la campaña también se ha sumado el grupo Los Tigres del Norte, quienes durante su gira de conciertos a lo largo del 2005, estarán participando en la concientización por prevenir el peligro en extinción en el que se encuentran las tortugas marinas. ¿Ya ven como los tigres también cuidan sus huevos?

Para la campaña ecológica, se conjuntaron diversas asociaciones, sin fines de lucro, como WiLDCOAST, Fondo de Educacion Ambiental (FEA), la agencia de publicidad Colectivo Creativo, con apoyo de la Fundación Packard, El Fondo Mexicano de la Conservación de la Naturaleza, Grupo de los Cien, y el Wallace Research Foundation.

Y mientras llega la campaña para salvar a los huevos de esos tigres, Dorita ya está lista para recibir el 2005, con su ya clásico calendario, cuya producción la realizó en Los Angeles, bajo la supervisión y mirada del fotógrafo Nick Saglimbeni.

Para no decepcionar a sus fans, Dorita aparece con menos ropa (sí, menos), más hilos dentales, pero rodeada de perros. Bueno, más bien cachorritos de todos colores, sabores y razas, con los que decidió retratarse tras una ocasión que Doris visitó un albergue para perros y se encariñó con todos.

Desde ese momento, Doris está buscando la forma de ponerse en contacto con alguna fundación que ayude a los animales y ofrecerse a ayudar.

via

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Lost Password