Roberto Cavalli vuelve a sus orígenes y tras varias colecciones en las que predominaron los colores oscuros, sacó a la pasarela de Milán una mujer que porta chaquetones estampados con figuras de animales y vestidos largos. La mujer Cavalli viste también pantalones largos y transparentes, que dejan al descubierto las piernas y la lencería que lleva, así como grandes abrigos de estilo napoleónico, bajo los que lleva chalecos de piel, que hacen de contrapunto de los tejidos tan ligeros de los pantalones y faldas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here