Después de haber apeleado su caso en la corte de Los Ángeles por manejar borracha, Lindsay Lohan fue sentenciada a usar una tobillera que marca su nivel de alcohol.  Ahora Lindsay cambio el Vodka por el tinte de pelo que la llevo de morocha a guerra.

La chica mala de Hollywood paso siete hora en el salón de belleza en donde la transformaron de chica gótica a chica dulce.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here