Una película que inicialmente fue presentada como un documental sobre la decandencia del actor estadounidense Joaquin Phoenix fue en realidad un montaje ficticio, admitió su director Casey Affleck, en una entrevista publicada el viernes por el New York Times.

En esta entrevista, el cineasta (que es el hermanastro del actor) dijo que su nueva película “I’m Still Here”, que cuenta la supuesta reconversión de Joaquin Phoenix en rapero, fue en realidad una puesta en escena.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here