El actor de 66 años aún tiene cuerda para rato. Ni los achaques de la edad ni el tratamiento de radioterapia y quimioterapia por el que está pasando impedirán que Michael Douglas acuda a la próxima ceremonia de los Globos de Oro, que se realizará en Los Ángeles el mes que viene. Sus médicos, que le aconsejan reposo y calma, y su amigo Alan Burry, que afirma que “Michael no puede volver al trabajo todavía” no serán un obstáculo para que Douglas esté presente como nominado en la categoría de ‘Mejor actor de reparto’.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here