Sergio Corona, luciendo la camiseta de Las Chivas del Guadalajara, se quedó esperando a que Manuel “El Loco” Valdéz le pagara la apuesta de invitar a todos un carrito de paletas heladas frente al Monolito de Tláloc, tras la derrota del América en el Clásico del Futbol Mexicano. “El Loco” no pudo viajar pero quedó de cumplir este viernes, mientras Sergio aprovechó para repartir algunos helados entre los peatones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here