Rihanna no tiene suficiente con caerse de bruces en medio del escenario en Canadá que ahora ha sido demandada por un fotógrafo que la acusa (si no a ella, a su equipo) de robarle material para su vídeo ‘S+M‘. Al parecer, en el rodaje participó David LaChapelle, afamado fotógrafo de moda. Según los créditos, él fue el artífice de las imágenes esenciales del trabajo. Sin embargo, Philip Paulus alega que no es así y que algunas de sus fotografías se han usado sin permiso para componer el clip. Se refiere concretamente a la parte en la que Rihanna está atrapada detrás de un film de plástico rodeada de todo tipo de objetos de carácter erótico.

“En este caso, no ha habido un genio creando su propio trabajo, sino un robo de ideas procedentes de otro talento creativo”, alude Paulus.

Este tipo de recriminaciones todavía no han tenido respuesta por parte de la cantante o de su compañía discográfica.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here