Ha hecho su primera incursión en el mundo del cine en la tercera entrega de ‘Transformers‘, pero su ocupación fundamental es ser modelo. Con estos datos, podría pensarse que Rosie tendría que haber tomado unas cuantas clases de interpretación antes de dar el salto a la gran pantalla. Pues no, lo que verdaderamente tuvo que perfeccionar fue su manera de correr; como lo leen.

Su entrenador se llevó las manos a la cabeza cuando observó que Rosie era muy cursi y pija a la hora de huir de los robots malvados y tuvo que emplearse a fondo para que pareciera más real. “Soy una persona muy activa, así que saltar a través del fuego, deslizarme por paneles de vidrio y ensuciarme las manos fue la parte más divertida de la película”, afirma la reciente actriz que dice haberle cogido el gustillo a esto de ¿actuar? y está deseando repetir la experiencia. Igual en la siguiente le enseñan a nadar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here