Vanesa Hudgens en sus mejores fachas


    Es comprensible que estar subida a tacones de vértigo y vestida con modelitos de alta costura paseándose por esas alfombras rojas del mundo debe de cansar bastante, pero de ahí a ir hecha un zarrio en el tiempo libre hay un trecho y Vanessa Hudgens lo ha recorrido. Ataviada con uno de esos incomprensibles gorritos de lana a pesar del calor abrasador, vaqueros, un top que es asimétrico porque está mal hecho o deformado después de dos puestas, unos collares hippiescos y sin una gota de maquillaje estuvo bebiendo unas cervezas y picoteando en la calle, junto a unos amigos. El pelo suelto y otra camiseta le hubieran quedado mejor.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Please enter your comment!
    Please enter your name here