Kelly Rowland, ex componente de Destiny’s Child y ahora solista, ha declarado que habitualmente visita sex shops para adquirir lencería sexy y juguetes eróticos. Es más, afirma que no le preocupa en absoluto lo que opine la gente que la vea entrar en dichos establecimientos. Eso sí, a pesar de hablar de erotismo sin tapujos en sus letras, la cantante quiere desmarcarse de su imagen de ‘devorahombres’ y deja claro que “no quiero vender sexo, simplemente expresarme tal como soy y no voy a permitir que nadie dicte cómo he de ser”. Bueno, mujer, tampoco es para ponerse así.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here