Jane Fonda es una vieja presumida

Jane Fonda es una vieja presumida


Jane Fonda se sigue preocupando por su aspecto: “Soy presumida. Mis brazos son finos, pero tengo la carne floja. Y soy muy cuidadosa con lo que me pongo, intentando mostrar mis mejores partes, que son mi cintura y mi trasero”. Sin embargo, la actriz asume que no se puede permitir vestimentas demasiado juveniles. “Tengo gente en mi vida que diría: ‘Cariño, te estás pasando’. Me gusta ser descarada, pero tengo 73 años y medio. Aún estoy intentando encontrar mi camino entre la exuberancia y la madurez”. Hace años, la legendaria actriz luchó contra la bulimia y, en parte, responsabiliza a su padre, el mítico Henry Fonda: “Él era un buen hombre, y yo estaba loca por él. Pero me decía cosas que los padres no deberían decir: ‘A menos que estés perfecta, nadie te querrá'”.

Saca lo que hay en tu ronco pecho y ¡Deja TU Comentario!

Lost Password

%d bloggers like this: