El futbolista David Beckham del LA Galaxy fue captado en tremendo lío con Jon Busch portero de los San Jose Earthquakes después de que el réferi diera el silbido para finalizar el partido.  Todo esto sucedió en el Home Depot Center en Los Ángeles, California en donde ambos futbolistas intercambiaron palabrotas hasta recordaron el día de las madres.  El compañero de Beckham, Robbie Keana, se vio obligado a tener que detenerlo para que el pleito no pasara a mayores.

A la final David se quito la camisa le lanzo un beso a sus hijos mientras salía ganador.

LA Galaxy le gano a los Earthquakes 2-0.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here