Kim Kardashian y Kris Humphries se casaron el sábado por todo lo alto con 440 invitados, como buenos ricos y famosos que son. Pero lo curioso no es lo que se gastan, sino lo que ganan estas celebridades cuando se lanzan al agua: el enlace produjo nada más y nada menos que 18 millones de dólares. ¿Cómo? Primero, la ceremonia se filmó para un programa especial de dos entregas que emitirá el canal ‘E!’, por el que el ‘New York Post’ estima que cobrrán entre 12 y 15 millones de dólares. Además, la revista ‘People’ aparentemente pagó dos millones y medio más por los derechos exclusivos de las imágenes y 300 mil dólares más por fotografías del compromiso. Por su parte, ‘OK’ en su edición británica, pudo haber pagado otros 100 mil dólares por fotografías exclusivas de los preparativos de la novia. Pero no sólo eso, además, la pareja usó sus influencias mediáticas para conseguir descuentos. El planificador de eventos, Tony Schubert, de Los Ángeles, ha dicho: “Los vendedores consiguen el beneficio de que los productos y servicios que proveen son vistos por millones de personas”. ¿Un ejemplo? Los tres vestidos Vera Wang que Kim utilizó en la ceremonia y recepción, valorados en 20 mil dólares cada uno. Además, los 400 mil dólares en Perrier Jouet Champagne y las invitaciones a la boda, que cuestan unos 10 mil dólares más. La verdad es que así da gusto casarse.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here