Jennifer Hudson quiere hacer patente su alegría por la gran pérdida de peso que ha experimentado y se ha unido a WeightWatchers para promocionar su método para adelgazar. La manera de hacerlo ha sido abrir un centro que lleva el nombre de la cantante y actriz. En realidad, la filosofía de esta empresa americana se basa en modificar los hábitos alimentarios, ‘reeducar’ al paciente y celebrar reuniones que refuercen los logros, den apoyo a los asistentes y corrijan los fallos dietéticos. Son muchos los trabajos científicos que avalan esta forma de cuidarse, pero no hay nada como promocionarse con un rostro conocido.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here