En realidad ya se han casado, pero viendo las estampas de felicidad de Robin Williams y su recién estrenada esposa dan ganas de gritar eso y echarles arroz. el actor y Susan Schneider están en plena luna de miel y como no podía ser de otra manera han escogido París para ello. Que sean felices y que coman croissants (las perdices que las dejen para cuando visiten España).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here