Zoe Saldana y Keith Britton salen de un edificio de oficinas en Brentwood, California. Ellos se abrazan y despiden. Cuando Zoe llega a su coche, se encuentra con una multa de estacionamiento en su parabrisas.

Esto no puede ser una buena señal. ¿No te parece?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here