La actriz Paula Patton ha confesado que durante el rodaje de Misión Imposible 4 se sintió la mujer menos femenina del mundo porque se pasó buena parte del tiempo con los pies metidos en el barro, disparando, jugándose la vida (en la ficción, se entiende) y con las uñas llenas de suciedad. No obstante, estas cuestiones no supusieron ningún problema, ya que gracias a que llevó a cabo ella misma todas las escenas de acción pudo recuperar la figura después de dar a luz a su bebé, que tenía cinco meses cuando comenzó el trabajo de la cinta. Ya dice el refrán que no hay mal que por bien no venga.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here