Aunque casi todo el mundo ha puesto al presentador de la gala de los Globos de Oro a caer de un burro por sus bromas de dudoso gusto, una de las ‘dianas’ de la afilada lengua del cómico, la ‘celeb’ Kim Kardashian, ha dicho que los chascarrillos eran “hilarantes” y que no le molestó en absoluto que Gervais se mofara de la brevedad de su matrimonio con Kris Humphries (72 días) diciendo que algunos discursos de agradecimiento de James Cameron eran más largos. Tampoco se tomó a mal que dijera que “los Globos de Oro son a los Oscar lo que Kim Kardashian es a Kate Middleton. Un poco más cutres, más gente borracha y más fáciles de comprar”. Una cosa es el sentido del humor y otra estar en la inopia.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here