A los cuatro meses de nacida su bebé Irka, Irán Castillo se niega a que el supuesto padre (Gabriel Castañeda, de 21 años de edad) conozca a la pequeña. La actriz, 14 años mayor que su ex novio y probable padre de la criatura, habría contactado a la familia de Castañeda para decirle que la bebé no era de Gabriel, sino de un canadiense, pero el joven no quita el dedo del renglón y ha declarado a los medios que quiere hacerse una prueba de ADN para estar seguro de que la niña no es suya. Quizá está preocupado por el potencial de maltrato psicológico hacia ella, porque ¿a quién se le ocurre ponerle por nombre “Irka” a una inocente criatura?

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here