Morgan Freeman también es víctima de los malos tiempos que corren para la Economía en general y para la hostelería en particular y ha cerrado el restaurante que tenía en Mississippi porque no resulta rentable. No obstante, el socio del actor afirma que en realidad el local no ha dado beneficios nunca y que en realidad lo abrieron para mejorar la oferta de la comunidad. “Es muy satisfactorio darle a la gente algo nuevo”, explica. Mientras aclaramos el sentido de este enigma, esperamos sinceramente que el local de ‘blues’ que tienen también en la ciudad no corra la misma suerte.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here