Los medios del corazón estadounidenses andan a la gresca a cuento del supuesto compromiso de Miley Cyrus, a la que quieren casar a toda costa con su novio, Liam Hemsworth, a la sazón cuñado de Elsa Pataky. El motivo de la ‘trifulca’ mediática es la fotografía que la cantante colgó el otro día en Twitter. En ella en realidad hablaba de su manicura, pero los más avispados han interpretado que lo que verdaderamente estaba enseñando es el anillo de su dedo anular, sobre el que va engarzado un supuesto diamante. La cantante ha zanjado las habladurías a través de Twitter, que es donde se dirimen estas cuestiones de interés mundial. “No estoy comprometida. Llevo este anillo desde noviembre. La gente sólo busca chismes de los que hablar”. Aclarado pues.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here