Linda Evangelista y Francois-Henri Pinault en medio de una batalla legal millonaria

Linda Evangelista y Francois-Henri Pinault en medio de una batalla legal millonaria

La supermodelo Linda Evangelista y el esposo de Salma Hayek, Francois-Henri Pinault, se encuentran en medio de una batalla legal millonaria por la manutención del hijo de ambos en Nueva York.

Evangelista y Pinault se presentaron el jueves en una corte familiar en Manhattan. La modelo exige que su ex novio pague la manutención para su hijo de 5 años.

Evangelista ha dicho que ha gastado 46.000 dólares mensuales por cuidados como guardias armados y una niñera disponible las 24 horas para su pequeño Augustin. Su abogado dice que Pinault no había pagado nada hasta que la modelo acudió a la corte el año pasado. La modelo podría pedir una cifra similar a Pinault.

El primer día de declaraciones incluyó una descripción detallada de una mansión de 12 millones de dólares y las declaraciones de Pinault sobre su breve rompimiento con Hayek antes de su casamiento en 2009.

Como dijo el abogado de Pinault, David Aaronson, en una de sus primeras declaraciones del jueves: “esto es distinto a muchos otros casos. Esta gente tiene dinero que mucha gente no tiene”.

Evangelista, quien alguna vez dijo en broma que las supermodelos “no se levantan por menos de 10.00 dólares al día”, parecía un poco angustiada en una falda negra a la rodilla, una blusa con estampado de flores y tacos de piel en color claro.

Aunque ella pagó de buen grado los gastos del niño, sus ingresos de casi 1,8 millones de dólares recibieron un duro golpe el año pasado cuando su contrato con L’Oreal terminó, dijo su abogado William Beslow.

“Se volvió necesario para ella arriesgarse y pedirle ayuda al padre”, dijo el abogado en la corte. “La señora Evangelista no busca aprovecharse del estilo de vida del señor Pinault”.

Sin embargo, el equipo de Pinault dice que la supermodelo está haciendo justamente eso. Una posible manutención de 46.000 dólares “es ridículo”, dijo Aaronson.

Evangelista, de 46 años, y Pinault, de 49, tuvieron una relación de cerca de cuatro meses entre finales de 2005 y comienzos de 2006, aunque el jueves Pinault declaró que la pareja transatlántica pasó sólo siete días junta en ese periodo.

Pinault es el director ejecutivo de PPR, la empresa matriz de Gucci, Yves Saint Laurent y otras marcas de lujo. Gana cerca de 4 millones de dólares al año por el conjunto de empresas de su familia. Forbes calculó recientemente la fortuna neta de la familia en 13.000 millones.

La llegada de Augustin tuvo gran repercusión. Evangelista apareció embarazada en la portada de Vogue en 2006, pero negó que Pinault era el padre hasta el año pasado, cuando fue a la corte contra el empresario.

Mientras tanto, Pinault y Hayek tuvieron a su hija Valentina Paloma, que tiene actualmente 4 años, y se casaron después. Hayek ha dicho en otras ocasiones que su hija y Augustin se conocen.

Cuando Evangelista le dijo a Pinault que estaba embarazada a comienzos de 2006, la noticia no fue muy bien recibida por el empresario que tiene dos hijos de un matrimonio anterior. Cuando le preguntaron el jueves si creía que Evangelista había tratado de quedar embarazada, Pinault respondió, “creo que sí”.

El abogado de la modelo, William Beslow, dijo que Pinault dio a entender que preferiría que abortara al niño. Pinault declaró el jueves que le había dicho que no estaba en la posición de criar al bebé y le preguntó sus intenciones, pero que respetó su decisión de tenerlo.

La primera vez que Evangelista le pidió apoyo para la manutención a Pinault la cifra le pareció irrazonable, así que el empresario presentó una contraoferta en 2007 y no recibió respuesta hasta que ella lo demandó el año pasado. Desde entonces ha pagado una cifra no revelada, pero reconoció que no había dado nada antes.

“No voy a pagar un dinero que no me han pedido”, dijo Pinault.

Mientras tanto, Valentina Paloma ha ido de vacaciones de más de 52.000 dólares a Bora Bora y pasa los fines de semana en la propiedad de la familia Pinault cerca de París, tiene guardaespaldas y una casa en Los Angeles de 12 millones de dólares en fideicomiso, una medida que Pinault dijo que tomó para asegurarle a Hayek que ella y su hija tendrán un hogar si la pareja se divorcia. Una breve separación premarital en 2008 “creó un gran nivel de ansiedad a mi esposa”, explicó el empresario.

Evangelista testificará más adelante en el juicio. Al final el magistrado de manutención Paul Ryneski emitirá un fallo que la pareja podría aceptar o pedirle a un juez que lo reconsidere.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Lost Password