Aún sin poder creer el vuelco que ha dado su vida desde ayer, cuando nació su primogénita, Angélica Vale reconoce que siente molestias por la precipitada cesárea a la cual debió someterse, pero que está feliz de la vida porque por fin tiene a su hija en sus brazos.

“A las cinco de la mañana empecé con los dolores de las contracciones y me asusté porque faltaban dos semanas y media. Nos fuimos corriendo al hospital y el doctor me dijo que como venía muy grande mejor me hacía cesárea y sí tengo un poco de molestia. Pero todo vale la pena cuando veo a mi niña hermosa“, dijo la actriz en entrevista telefónica con Javier Poza y agregó que ella hubiera preferido que el parto fuera natural, pero que está encantada de poder contemplar el rostro de su pequeña.

Otto Padrón, esposo de Vale y padre de la pequeña Angélica IV, cortó el cordón umbilical para dar la bienvenida a su hija a este mundo. Apenas recuperada de la cesárea, la hija de Angélica María publicó en Twitter una fotografía de su bebé para presentarla a sus seguidores. La feliz abuela viajó de inmediato para estar presente en el nacimiento de su nieta.

Fuente: © Mezcalent

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here