Brett McGurk protagonista de otro escandalo sexual en la casa del presidente Barack Obama

Brett McGurk protagonista de otro escandalo sexual en la casa del presidente Barack Obama

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció el lunes el nombramiento de Brett McGurk, antiguo miembro del equipo de seguridad nacional de su predecesor, el republicano George W. Bush, en el puesto de embajador de Estados Unidos en Bagdad, y quien tuvo un romance con la periodista Gina Chon del Wall Street Journal, según publicó el portal PatDollard.com.

Mensajes electrónicos que recientemente se hicieron públicos así revelan su amorío. Oprima aquí para leer los mensajes de correo electrónico que incluyen crudas referencias sexuales como “bolas azules” y ejercicios de masturbación, en una extraña mezcla de asuntos oficiales con insinuación.

Desde la primera correspondencia los coqueteos entre los dos eran fácilmente detectables, sin tener que hacer uso de la lectura entre las líneas. Los dos eran del todo sinceros en sus comunicaciones en lo que respecta a los detalles de sus actividades sexuales.

McGurk incluso dice que realizó un “ejercicio de auto satisfacción” (en referencia a la masturbación) para cuidar de la aflicción de las “bolas azules” causadas por Chon.

Asimismo los correos electrónicos revelan, en tono de broma, participar en tácticas de “tapar el cul@”.

En la última cadena de correspondencias, McGurk confirma la dirección de correo electrónico que estaba enviando destinado a Chon diciendo ‘Sí, eso era para ti!’.

Es posible que el comité del Senado no esté al tanto de los correos electrónicos que se publicaron a principios de esta semana.

Si se aprueba su nombramiento como embajador en Irak, McGurk estará a cargo de dirigir la embajada más grande en la tierra. La pregunta para la comisión del Senado deberá ser ahora, si se puede confiar en el papel de McGurk como embajador en Irak, esto debido a su relación personal y sexual con un periodista destinada en esa área.

Antes de la aprobación del Senado, se necesita llevar a cabo una investigación completa sobre McGurk y Chon, y tiene que comenzar con la citación de todas sus comunicaciones, no sólo de los e-mails que han sido recientemente revelados.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Lost Password