La socialité ha dado muestras de la soledad que afronta a la hora de escoger su vestuario, pues una vez más comprueba que no tiene a nadie que le diga cuando un atuendo no le queda nada bien. Este domingo, Kim y su novio Kanye West salieron a cenar al restaurante Prime 112, de Miami, y ella decidió salir sólo con un top negro, que parecía más bien un sostén deportivo, una falda grisácea que se tornaba transparente con la luz  y revelava que no usa ropa interior ademan un cinturón trenzado tan apretado que hacía que su cinturita se acompañara de los famosos ”gorditos”. ¿Qué opinan de su vestuario?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here