Fernando del Solar deja cicatrices en el corazón de Ingrid Coronado

0
359

Despues de haber compartido emociones en los cuatro años de matrimonio, el amor entre Ingrid Coronado y Fernando del Solar se quebró en pedazos en enero del año pasado. Fue por iniciativa del conductor quien solicitó el divorcio. Y a pesar de que procrearon dos hijos y lucharon juntos contra cancer linfático del también actor, iniciaron una batalla le­gal, misma que no ha llegado a su fin.

En entrevista con una publicación mexicana, la conductora de Venga la Alegría dio a conocer que a raíz de toda esta batalla legal con Fer del Solar, se encuentra en terapia.

“Sigo en terapia y no he pa­rado, porque fue algo muy fuer­te y permanente. O sea, una cosa y otra: decepción, traición, dolor, mentiras; y no paraba y no para­ba. Fue constante y eso desgasta emocionalmente”.

 Coronado asegura que ya le perdonó lo que tenía en su ronco pecho y dio la vuelta a la página, aunque las heridas fueron profundas y difíciles de sanar por completo:

“Yo ya perdoné. Leí una frase de la madre Teresa de Calcuta que me ha ayudado mucho y dice: ‘El perdonar no es olvidar. El perdo­nar es darle la vuelta a la página y seguir tu camino’. Porque pues las heridas están, en algún mo­mento serán cicatrices, pero ahí están. Una cosa es seguir tu vi­da y otra seguir en la misma si­tuación una y otra vez; entonces, yo elegí hacer cosas que me lle­nan, estar con mis hijos, mis ac­tividades, la música me ha ayu­dado muchísimo y pronto habrá sorpresas en ese sentido”.

Ademas la rubia dijo que no ha sido un proceso fácil, Ingrid reveló que aún cree en el amor:

“Creo en el amor, me gustaría volverme a enamorar, aún no hay nadie en mi vida. Ya van a ser tres años de la separa­ción, algo que para mí no ha sido tan rápido. Estos años han sido muy duros, pero no me cierro a la posibilidad de poder estar con alguien. Este tiempo lo he utili­zado para resolver lo que estaba mal, lo que estaba complicado; no tenía energía para dedicarme a otra cosa, pero ahora ya has­ta tengo mi lista, son dos planas por los dos lados. Porque final­mente después de lo que ya pasé, hay muchas cosas que no quiero y también sé lo que sí quiero, es­pero que la vida me lo dé”.

Saca lo que hay en tu ronco pecho y ¡Deja TU Comentario!